Una fundación medieval

La Abadía de Fontfroide, edificada en 1093, es una ciudad monástica excepcionalmente protegida. Se ubica en la sierra de las Corbieras, cerca de un torrente o « fuente de agua fresca » (fons frigida) (latin : fons frigida / occitan : font freda), de allí saca su nombre.
Obra de Arte cisterciense, clasificada como monumento histórico desde 1862, ha conservado la iglesia abacial, el claustro , la sala capitular del siglo XII, así como los edificios de los conversos. En verano los visitantes serán encantados de ver los magníficos jardines en terraza.