La asociación de cazadores es un lugar de encuentro, sino también un lugar de poder en las relaciones humanas y la gestión del territorio, objeto de interminables discusiones, peleas eternas (las cuales se pueden arreglar alrededor de una copa), una jerarquía secreta en sus funciones, sino también en el buen funcionamiento de un grupo donde cada uno guarda su sitio para el bienestar de todos o con el objetivo visado.

" De regreso al pueblo, el equipo se encuentra en un cobertizo en el que el " cerdo " muerto sin piel y cortado. A continuación, se realizará una distribución equitativa. Las piezas están dispuestas en " cajas " o " papel de carnicero " cada una con su número. Los cazadores que participaron a la batida a su vez, echan una mano en el " saco", que contiene el mismo número " números de la lotería " para sortear la caja.
Entonces le toca la cabeza al que mató la bestia, el hígado está compartido entre los monteros y si la caza fue buena, una parte extra está reservada al dueño de los perros. Una copa en la mano - el que mató a la bestia paga la botella. Se oye los comentarios de unos y otros para reconstruir el conjunto de la acción de la que nadie pudo seguir por completo.
(En el Cantón Tuchan y Mancomunidad de Municipios de los Hautes- Corbières, ed. Vilatges al País).

Ser presidente o secretario de la Asociación de Caza local es una función muy importante para la comunidad de la aldea !