Alaric, chasquea su nombre como una bandera al viento. Era la de un rey visigodo que ocupó la región del Lenguadoc en el siglo V de nuestra era. Se decía que su cuerpo descansaría en las cuevas de esa montaña, contrafuerte Norte de las Corbieras, con la cual le han dado el nombre. Para descubrir un panorama excepcional, desde Camplong d’Aude y Moux un sendero le lleva hasta el señal del Alaric que culmina a los 600 metros. Desde ahí aproveche ese ancho panorama a los 360° sobre la Montaña Negra, el Mediterràneo y los pirineos. Se divisa el Canigó en tiempo claro (diente de perro), la sierra de Madres, el Carlit dentellado, y el Bugarach puntiagudo…