Henry Bataille (Nîmes 1872 – Rueil-Malmaison, 1922)

Poeta y dramaturgo, enterrado en el cementerio de Moux en una fuente en forma de una tumba renacentista: "Sí, he vivido mucho tiempo en la idea de mi muerte. He considerado este mundo como una brillante luz que va apagándose. Esta certeza no se ha extinguido con la certidumbre de volver a vivir de nuevo. Sé que todo lo que me rodea debe morir. El mal no está dentro de mí pero, ese mundo del cual pertenezco, que da vueltas y me arrastra. Y es, ese mundo que va a desaparecer. Y es, ese drama que expreso, y es, ese drama mi teatro y mi vida ».

Hay grandes noches en que los pueblos mueren
Después de que las palomas regresen a la cama
Mueren lentamente, con el ruido del tiempo
Y del grito azul de las golondrinas en el campanario.
Así, que para velarlas, las luces se encienden,
Viejas lucecitas de monjas,
Y las linternas van por ahí en la niebla
A lo lejos el camino gris camina suavemente ........
Se apelotonan las flores en los jardines
Para escuchar al pueblo de antaño muriéndose,
Porque ellas saben donde nacieron
Entonces las luces se apagan, aunque
Las paredes viejas de siempre expiren,
Suavemente, simplemente, como viejecitas.